Planificar el otoño: pasos sencillos para hacerlo ya

Planificar tiempo / 14 de septiembre de 2022


La planificación a medio plazo, como puede ser por estaciones o trimestres, nos trae muchos beneficios tanto a nivel personal como en nuestro ámbito de trabajo. Esta semanas anteriores hemos estado hablando de la planificación de tiempo a corto plazo, tanto a diario como semanalmente tras la vuelta a la rutina.

Esta semana queremos poner especial atención en la planificación a medio plazo. La mayoría de personas tenemos la sensación que las semanas pasan volando y cuando no nos damos cuenta, revisamos nuestra lista de objetivos y tal vez no hemos podido cumplir con la mayoría. La solución: planifica. Si quieres que este otoño sea más productivo que otros años, tener mejor paz mental y optimizar tu tiempo, esta semana sigue estos sencillos pasos para empezar tu planificación de otoño:

1. Márcate tus objetivos. Pueden ser de cualquier tipo, esta planificación te puede servir tanto para tu ámbito personal como para tu actividad laboral. Se aconseja que estos objetivos sean bastante específicos, acotados en el tiempo, alcanzables dentro tus posibilidades, que puedas medirlos y que sean relevantes en tu contexto actual.

2. Haz un inventario de tareas alineado con los objetivos. Para conseguir los objetivos tienen que pasar cosas. Ponernos a la acción. Haz un listado de qué tareas deben suceder para conseguir esos objetivos.

3. Crea subtareas. Es muy útil desgranar una tarea en varias, ya que normalmente no se componen de una única acción. Un ejemplo, tal vez quieres empezar a hacer deporte, pero eso implicaría revisar si tienes la ropa adecuada, ir de compras, pagar la cuota del gimnasio, etc. Si las divides será más sencillo ir cumpliendo con los plazos.

4. Establece plazos. Ya una vez tengamos una visión de qué tenemos que hacer, ahora tenemos que decidir la longitud de esa tarea y por qué necesita esa temporalidad para cumplir el objetivo.

5. Agenda y calendariza. Antes de pasar a la acción, es imprescindible saber cuándo comprometerse con esa fecha. Es el momento de apoyarte en las herramientas que más te gusten y sean útiles para ti: agenda, calendario, apps, etc.