Cómo ordenar el armario para un mantenimiento sencillo

Orden espacios / 25 de abril de 2022


Mantener el armario ordenado es una tarea bastante complicada y un reto que muchas veces no es compatible con la rutina diaria. Hay muchas maneras de mantener el orden y de crearse hábitos que impliquen dedicar periódicamente un momento para organizar el armario durante la temporada.

No obstante, la clave es hacer un trabajo inicial en el armario que vaya a la raíz del desorden y encontrar un sistema de organización adaptado a tu uso real y diario de ese espacio. Olvidarte de tener que invertir horas mensuales en esta tarea y limitarte a hacer un mantenimiento sencillo. La ayuda de una organizadora profesional en esta etapa puede ahorrarte muchas horas, si tienes dudas, puedes contactarnos.

Te damos algunas sugerencias que pueden ayudarte a hacer una colocación de las prendas que sea sencilla de mantener, te ahorre tiempo para encontrar todo e introducir nuevas piezas no sea un dolor de cabeza:

1. Coloca por tipo de prenda: ya habrás hecho una categorización previa mientras seleccionabas las prendas que se quedaban y las que ibas a eliminar. Ahora es momento de buscarles un lugar en tu armario. Si las tienes por tipo de prenda será más rápido ir a buscar lo que necesitas.

2. Crea tu paleta de colores: además de armonizar visualmente, te ayudará a encontrar las cosas más rápido. La paleta la podemos interpretar de la manera clásica, pero si en tu caso sabes eres una persona con poca variedad de color en tu armario, crea tu propia paleta y sé fiel a ella para mantener el orden.

3. Dale prioridad a lo que usas con más frecuencia: en los espacios como cajones y estantes, procura colocar lo que usas habitualmente en las zonas más accesibles.

4. Encuentra un lugar concreto a las prendas de uso ocasional: aunque por lo general tendrás la ropa colocada por tipo de prenda y color, es cierto que tenemos algunas prendas que son para un uso muy concreto y ocasional. Por ejemplo, ropa para ir al gimnasio, ropa de trabajo o ropa para hacer deportes estacionales. Búscales otro lugar para saber dónde encontrarlas cuando sea la ocasión de uso.

5. Doblaje vertical: las prendas que vayas a guardar en cajones te aconsejamos doblarlas en vertical y colocarlas de manera que las encuentres de un vistazo cuando abras ese cajón. Luego colocar la ropa limpia será más sencillo, el desplazamiento de las prendas se puede hacer sin desordenarlas y ayuda a la rotación de uso.

6. Escoge un tipo percha: unificar el tipo de percha ayuda a eliminar el ruido visual. Si optas por usar diferentes perchas añades una capa más de «interpretación» visual al espacio. Al optar por una percha igual para todo el armario ese elemento se «hace invisible» para tu ojo y pondrás foco solo en las prendas.

7. (Un extra) Etiqueta: por lo general, a los días de empezar a usar el nuevo sistema, ya tendrás interiorizado y recordarás sin dudar donde va o está cada pieza. Si ves que sigues sin encontrar las cosas, porque tu memoria necesita más tiempo, etiqueta con palabras clave los cajones, cajas o estantes. Seguramente en un tiempo ya ni necesitarás leerlas.